.

sábado, 25 de octubre de 2014

SERIES | ARROW, segunda temporada


El justiciero.

Arrow empieza con la llegada de Oliver (Stephen Amell) a Starling City luego de 5 años desaparecido tras naufragar y terminar en una isla, tiempo en el que su familia lo dio por muerto. Oliver vuelve pero ya no es el mismo que se fue, es una persona muy distinta y tiene una misión, una lista de nombres de personas que le han fallado a su ciudad y deben pagar las consecuencias (opinión sobre la primera temporada aquí). Esta premisa de justiciero más que de héroe fue la que en un inicio no me convenció. La primera temporada de Arrow se centró en la acción ofreciendo al espectador una serie entretenida con secuencias de persecuciones y escenas de peleas muy bien ejecutadas, pero algo carente de profundidad dramática, de hecho, esto fue lo que hizo que la primera temporada de Arrow me resultará vacía, con un Oliver Queen hasta cierto punto antipático.




El héroe.

La segunda temporada luego de la muerte del mejor amigo de Oliver todo cambia abriendo camino para que el justiciero se convierta al fin en héroe, un héroe que debe cargar con el peso de las complicaciones del presente y las consecuencias de sus decisiones en el pasado. Por donde se mire la serie hay un conflicto interno y externo algo que resolver, personajes que se mantienen en la sombra hasta que deban salir a luz y sorprender dando a la trama giros inesperados e interesantes, convirtiendo a Arrow en una serie intensa y capaz de enganchar al espectador. Un personaje al que sin duda le tomé cariño en la segunda temporada es Felicity (Emily Bett Rickards, ella es la parte de 'relax' y de humor inteligente en medio de tanta tensión, el cerebro que de alguna manera guía en cada jugada a Oliver y compañia. Slade/DeathStroke fue un villano que supo hacer muy bien sus jugadas y sacar provecho de sus 'peones': fue grato el regreso a la tv de Summer Glau ( The 4.400, Terminator: The Sarah Connor Chronicles) aunque no durara mucho. Una serie donde hay que asegurarse que los muertos estén bien muertos, que si no siempre queda la posibilidad de que vuelvan a la vida y no precisamente como zombies. Los secretos de la familia Queen condimentan la historia para que tenga ese toque dramático que de alguna manera le faltaba.  No retractaré mis palabras porque mantengo que la primera temporada de Arrow no es de mi total agrado, sin embargo si puedo decir que la segunda temporada ¡está de lujo! los guionistas logran un equilibrio entre el drama y la acción. Cada episodio deja intriga para el siguiente, y el recurso de flashbacks a lo largo de toda la serie es una de las pocas cosas que le aplaudo desde su inicio. Para el final de la segunda temporada ya podemos ver un héroe casi consolidado.


El hombre detrás de la máscara.


El primer capítulo de la tercera temporada que lleva por título "La calma", es precisamente eso, un regreso relajado de Oliver y su equipo. Esta new season presenta tramas interesantes: Oliver, aún procesando la muerte de su madre y la lejanía de su hermana intenta reponerse y ver el panorama con más esperanza para su vida personal, es ahí cuando salen 'a la luz' ciertos sentimientos y surgen atisbos de una relación amorosa entre Oliver y Felicity (al menos en esta pareja veo más química). La muerte de Sara que da pie a la búsqueda de un asesino del que no hay rastro. El regreso de Malcom Merlyn/Arquero Oscuro (John Barrowman), haciendo de 'Sensei' con Thea (Willa Holland), me agrada como a evolucionado el personaje de Thea  a lo largo de la serie. Y el nuevo director de Indrustias Queen que bien puede ser otro 'lobo disfrazado de oveja', son algunos de los conflictos y situaciones presentes en esta tercera temporada que seguimos con mucha expectativa. Y aunque es cierto que en los 3 episodios transmitidos hasta ahora ha disminuido su ritmo en cuanto a la acción presentada para enfocarse un poco más en el drama de sus personajes, también es cierto que la serie promete y mucho. Le seguiremos la pista muy de cerca a esta serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitarnos, tus comentarios, recomendaciones y sugerencias son bienvenidas.

Saludos, desde el otro lado de la pantalla!