.

martes, 17 de febrero de 2015

PELÍCULA DEL DÍA | 10.000 km., de Carlos Marqués-Marces (Año 2014)

Ficha del film en FILMAFFINITY
El cine refleja nuestra cotidianidad y esta debido a los avances tecnológicos se encuentra actualmente reestructurando todas las normas de convivencia y la manera en que interactuamos los unos con los otros. Las laptos, smartphones y por ende el internet y las redes sociales son nuevos 'personajes' que cada vez tienen mayor presencia e importancia en las películas de hoy en día. El director español Carlos Marqués-Marces se atreve a retratar en su ópera prima una historia de amor a distancia en la era digital. 10.000 km. es un film que se centra en la relación de pareja entre Alex (Natalia Tena) y Sergi (David Verdaguer) quienes llevan algunos años viviendo juntos y planes en común que se verán aparcados cuando llegue la oportunidad de una beca para Alex, que la llevará a viajar y distanciarse de Sergi. A partir de este momento el título de la cinta cobra sentido y seremos testigos de una relación que intenta sobrevivir a 10.000 Km., ordenadores y smartphones son las útiles herramientas que intentarán acortar distancias entre los protagonistas de esta original historia, ayudándolos así a mantenerse comunicados compartiendo cada detalle de su día a día a través de las herramientas digitales como Skype, WhatsApp, Facebook, he incluso me parece que es el 'estreno' en el cine de la app Google street vew.


El guion de 10.000 Km. explora lo fácil y a la vez difícil de las relaciones de pareja, sobre todo de aquellas a distancia y de como la tecnología llega para ser de utilidad en algunos casos acercándonos a nuestros seres queridos: en el film vemos como en un principio la 'formula' parece funcionar bien para Alex y Sergi, pero luego la distancia empieza a ganar terreno y pone en jaque la relación, dejando ver la otra cara de la moneda, la gran realidad de que la tecnología y estos medios de comunicación no logran sustituir a largo plazo del necesario e irreemplazable contacto humano. Intenso drama romántico que se desarrolla en pocos escenarios y con solo dos actores, pero que presenta una dirección para nada claustrofóbica. Tanto, David Verdaguer como Natalia Tena (Osha, en la serie Juego de tronos) logran dar interpretaciones destacables.

Pero, aún así, la opera prima de Marqués-Marces, a pesar de su interesante y original guion y de las interpretaciones destacables de sus actores, no logra parecerme lo suficientemente emocionante y cautivadora. Perdón por recurrir a comparaciones pero, ahí donde cintas como Her transformaban las palabras en poesía, y con cada fotograma y pieza musical nos emocionaba, 10.000 km. al precisar de nuestra realidad tecnológica actual, a ratos  nos presenta la fría pantalla del ordenador en que se escribe, se borra y se vuelve a escribir desde la silente voz de corazones dolidos que intentan ordenar sus palabras en mails, a la par de mensajes wasaperos que si bien dejan ver a donde apunta la trama, también dan pie a momentos en los que uno se desconecta del film y las escenas no llegan a calar igual en el espectador, restando así ritmo y emotividad a la película. Con todo, 10.000 Km. es una cinta que por su originalidad merece la pena ser vista, y que cada quien saque sus propias conclusiones al respecto.

NOTA: 7/10


Aquí una de las canciones que aparece en 10.000 km. y que me pareció interesante: El dolor de la bellesa.


2 comentarios:

  1. Interesante analisis Mayra! Estoy de acuerdo contigo en que es una interesante propuesta pero no acaba de cuajar en el espectador. Te dejo mi critica: http://ensuper8.blogspot.com.es/2015/02/videoclub-10000-km.html

    Saludos compañera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana! Ahora mismo me paso por tu blog. ;-)

      Eliminar

Gracias por visitarnos, tus comentarios, recomendaciones y sugerencias son bienvenidas.

Saludos, desde el otro lado de la pantalla!